El neuromarketing en el sector de la hostelería

El neuromarketing en el sector de la hostelería

Cada día aparecen nuevos tipos de negocio relacionados con la alimentación, la hostelería y el turismo. Muchos son los que buscan nuevas claves de éxito intentado aportar más valor añadido a su negocio y es, por esto, que estar al día en técnicas de marketing gastronómico se ha convertido en una tarea necesaria para los empresarios.

El marketing sensorial o neuromarketing, se basa en centrar el interés del consumidor en conocer lo que quiere y lo que necesita para su satisfacción. En particular, es el marketing olfativo la mejor herramienta para llegar al individuo, ya que ciertos estudios afirman que el “hombre recuerda el 1% de lo que palpa, el 2% de lo que oye, el 5% de lo que ve, el 15% de lo que degusta y el 35% de lo que huele”  de tal manera que, el sentido del olfato evocará una serie de sentimientos y recuerdos que provocarán una conexión con el consumidor y un estímulo positivo para con ese alimento o plato.

Muchos son ya los que confían en el neuromarketing como herramienta para ganar y afianzar clientes en sus negocios, siendo algunas marcas de primera línea, como Starbucks o Coca-Cola, ejemplos de casos de éxito.

Así, en negocios de restauración y hostelería, cada vez esta más presente en la ingeniería de menú. Ahora no es suficiente con que un plato esté bien ejecutado y nos entre por los ojos, también tiene que conseguir que rememoremos algún recuerdo o sentimiento que tengamos guardado en nuestra cabeza. De esta manera, conseguimos que a nuestro cliente se le quede grabada la experiencia gastronómica que le estamos ofreciendo.

En definitiva, ahora ya no es suficiente con mostrar, también hay que insinuar y evocar en el cliente sentimientos y sólo de esa manera, se conseguirá la conexión y atención deseada.

  • Compartir:

Enviar comentario